9 consejos para comunicar y fidelizar clientes en redes sociales

Cuando nos comunicamos con otra persona frente a frente o por teléfono utilizamos gestos, expresiones y modulaciones de la voz que ayudan a nuestro interlocutor a interpretar nuestro mensaje. Este importante lenguaje audiovisual no está presente en la comunicación a través de las redes sociales por lo que es más complicado transmitir ideas, conceptos y sentimientos.

Para ello hay que tener en cuenta una serie de reglas que todos debemos conocer para comunicarnos de manera más efectiva en la red y lograr un mejor uso de los recursos y el tiempo. Debido a las características particulares del medio, es necesario utilizar unas normas establecidas para poder comunicarnos efectivamente y evitar malos entendidos, ofender o ser ofendidos, así como un sinnúmero de otras cosas negativas que pueden surgir al no conocerlas. Todo ello nos servirá para atraer nuevos clientes y fidelizar a los ya existentes.

Además del sentido común, los buenos modales, la cortesía, el respeto, la consideración y la tolerancia, estas son algunas reglas que debemos utilizar para comunicarnos a través de Internet:

  • Al otro lado de la pantalla hay una persona, con sus propias ideas y sentimientos. Escriba como si ambos estuvieran mirándose a los ojos. Nunca escriba nada que no le diría frente a frente. Ésta es la principal regla que deba tener presente.
  • Los mensajes enviados deben ser breves y al grano. Así no habrá lugar al error en la compresión y se ahorrará tiempo.
  • Use las caritas de expresión para ayudar a trasmitir de forma correcta algunos sentimientos, sobre todo si se utiliza el humor o sarcasmo. De esta forma se evitarán malentendidos en la comunicación.
  • Nunca conteste un correo, tweet, ect. cuando esté molesto o enfadado.
  • No opine sobre temas políticos, religiosos o filosóficos. Alguno de sus clientes podrían ofenderse.
  • Sea tolerante. Recuerde que el botón de eliminar le permite ignorar cualquier mensaje indeseado o que no comulgue con nuestras ideas.
  • De sentirse usted ofendido por algo o alguien, mejor trasmita sus quejas en privado al ofensor. La regla es: alabanzas y felicitaciones en público, críticas y desacuerdos en privado. Traer temas negativos públicamente en general no resolverá nada y creará un debate estéril.
  • No es necesario el uso de vocabulario obsceno o picante en los mensajes. Sin embargo, por consenso general se permite el uso de palabras “fuertes” en chistes, siempre y cuando se vaya a entender claramente  que se trata de un chiste.
  • Todos fuimos novatos alguna vez. Por tanto, cuando alguien cometa un error sea comprensivo. Si el error es mínimo no es necesario corregirle, piense dos veces antes de reaccionar. Tener buenos modales no nos da derecho a corregir a los demás. Si se decide informar de algún tipo de error, hágalo educadamente y si es posible en privado. Hay que dar a la gente el beneficio de la duda y sobre todo no ser arrogante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: